Translate

viernes, 14 de junio de 2013

Focaccia al ajo y romero "Thermomix"




Esta receta la ví en el blog canecositas y tengo que decir que salió deliciosa, como todo lo que prepara Ali...
 
Copiaré la receta tal cual la hizo ella, no varié nada.
 
Ingredientes:
 
1/2 vaso de aceite de oliva con tres ajos machacados y romero. Dejarlo macerar unas horas antes de seguir con la preparación.
 
Masa madre:




100ml de agua
165gr de harina de fuerza
5gr de levadura fresca
1 cucharadita de azúcar
Masa pan:


260ml de agua
20gr de levadura
50ml del aceite macerado
450gr de harina
10gr de sal (una cucharadita de postre colmada)
Para espolvorear, sal en escamas.
 
Elaboración:
 
Colocamos en el vaso todos los ingredientes de la masa madre, programamos 10 segundos, vel. 4-5. Con ella formamos una bolita y la pondremos en un bol con agua templada.  La bola se hundirá y en unos 15 minutos saldrá a la superficie fermentada y lista para utilizar.
Sin lavar el vaso de la Thermomix, añadimos el agua y el aceite de la masa del pan, el aceite lo pasaremos al vaso ayudándonos de un colador, para evitar que caigan los ajos y el romero. Programamos 1 minuto, 37º, vel. 2.

Añadimos la levadura, 10 segundos V3.


Añadimos la harina y la sal, programamos 15 segundos V6. Agregamos la bola de masa fermentada, programamos 3 minutos, vaso cerrado, vel. espiga. Miramos por el bocal si nos hace falta más harina.  Iremos observando la masa, aunque quede un pelín pegajosa no pasa nada.

Dejamos fermentar hasta que doble su volumen.  Yo cubro la Thermomix con una bolsa de plástico y encima un paño de cocina.

La sacamos y amasamos sobre la mesa con las manos embadurnadas de aceite, lo justo para quitarle el aire.


En una bandeja de horno, colocar papel vegetal y poner la masa dentro (dejarla unos diez minutos, para que se relaje y luego no se encoja al estirar).  Darle la forma de la bandeja con las manos o con un rodillo. No importa la perfección, se trata de un pan rústico.

Verter el aceite macerado sobre la masa (Yo lo pongo casi todo, pero dejo como un dedo o dos para el final), quitando los ajos (que solamente son para dar sabor) pero dejando el romero. Sin miedo, verter el aceite, que debe quedar abundante.

Ahora, hundir los dedos de ambas manos dentro de la masa, para que penetre el aceite.  Hay que agujerear toda la masa con los dedos. De arriba a abajo. Sin miedo. Dejar los agujeros así como queden.

Dejar la masa en la bandeja de nuevo a reposar. Esta vez 45 minutos. Sin tapar. (Todo depende de la época del año en que la preparemos, en verano, en media hora ya hay suficiente).

Precalentar el horno a 250º.



Pasados los 45 minutos de reposo, hornear 15 minutos.

Retirar la focaccia del horno, rociar con el aceite macerado restante y espolvorear con escamas de sal.
 
Os recomiendo que la hagáis porque queda riquísima!
 
Con la focaccia que nos sobró, sale grandecita, al día siguiente para cenar preparé con ella bocadillos calientes, dos con jamón dulce y queso y otros dos con sobrasada y cabrales, como podéis ver en la última fotografía, deliciosos!
 


 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...